¿Eran los Anasazi Francmasones?

A mediados de los años setenta, el fotógrafo y ex editor de periódicos John Loughran se encontraba fotografiando lugares arqueológicos Anasazi, en el Sudoeste americano, cuando se percató de las notables semejanzas entre los templos de los indios y de su propia logia masónica. Muy versado en las tradiciones y simbolismo de la francmasonería, comprobó que los muebles del templo Anasazi estaban colocados de la misma manera, y la zona en que se efectuaban los rituales principales parecía, en un 80%, idéntica a las de las contemporáneas logias masónicas americanas. La única diferencia radicaba en que el templo indio era redondo. Después de más investigaciones, no obstante, Loughran descubrió que, inicialmente, los templos, masónicos en el norte de África también eran redondos.

Anasazi

Ruinas Anasazi

Masoneria Precolombina

Loughran especula que, si los americanos nativos practicaron la francmasonería, en ese caso debieron poseer un lenguaje escrito, a pesar de las creencias en lo contrario, puesto que la doctrina masónica se basa en el saber.

Al emplear sus conocimientos de la francmasonería para descifrar los símbolos dejados por Anasazi, Loughran fue capaz de seguir la pista de una oculta antigua biblioteca india, que contenía tablillas de piedra y de arcilla, con unos tamaños de hasta 60 por 30 cm, y fechadas entre los años 1000 y 1200 d. de C. El descubrimiento más sorprendente, sin embargo, fue que parecían haber sido talladas en una escritura que se parecía al árabe