El Disco de Sabu

Hay objetos que escapan a la racionalidad. Objetos que no pueden ser explicados por la arqueología oficialista por más que mucho se esmeren en hacerlo.

Este es uno de esos casos…

Disco de Sabu

Disco de Sabu

Con solo ver la foto ya nos damos cuenta de porque este objeto está siendo clasificado como un Oopart. Su forma recuerda al hélice de un generador de algún tipo.

Disco de Sabu

Orificio Central

Cuenta con 3 paletas curvas y como se puede apreciar, tiene un orificio central que serviría para introducir algún tipo de eje.

 

Tiene un diámetro de 61 centímetros y 10,6 centímetros de altura en el centro. Fue realizada en un material llamado esquisto, el cual se caracteriza por ser muy frágil y delicado para ser trabajado.

Su descubrimiento

Corría el año 1936, solo habían pasado 15 años desde el día que Howard Carter había descubierto la tumba de Tutankamón despertando en la gente la fascinación

Walter Emery

Su descubridor, Walter Emery

por la tierra de las momias. Miles se aventuraron a estas tierras en busca del oro y de la fama. Los secretos de esta civilización parecían brotar del suelo como por arte de magia. En ese contexto fue encontrada por el egiptólogo Walter Bryan Emery, la tumba del Príncipe Sabu, hijo del faraón Adjuib de la primera dinastía (3000 a.c). El hallazgo tuvo lugar en Sakkara, mas específicamente en la cercanías del templo de Zoser.
Lo cierto es que si bien dentro de la tumba se encontraron diversos objetos hechos de cobre, que demostraban el exquisito gusto de Sabú -ya que este era un metal en esa época al que solo podían acceder unos pocos- . Lo que cautivo la atención de Emery fue el disco. Nunca había visto nada igual.

 

Conclusión

Han corrido ríos de tinta sobre el asunto y sigue siendo tan misterioso como el día que fue descubierto

Disco de Sabu

La arqueología oficial sostiene que pudo haber sido usado como rueda, o como antorcha. Hasta hace no mucho se encontraba expuesto en el Museo del Cairo, pero según se, fue levantado de la exposición y guardado.

El egiptólogo Cyril Aldred concluyo, luego de estudiar el disco, que independientemente de lo que fuese aquel objeto, su diseño era sin duda, una copia fiel de un objeto metálico mucho mas antiguo.

También se ha dicho que ingenieros de la Lockheed Missile & Space Company diseñaron un objeto en los años 70 con un diseño que se asemeja muchísimo al del disco de Sabu y que fue utilizado para almacenar energía en vehículos a propulsión eléctrica.

Saquen sus propias conclusiones.