Los Hechos
 

El 24 de Noviembre de 1971 un hombre llamado Dan Cooper viajaba a bordo del 727 que iba desde la ciudad de Portland con destino Seattle, Washington. Cuando la azafata se le acerco este le entrego un papel. La muchacha pensó que le estaba dando su numero telefónico en un intento un tanto trillado de cortejo setentoso, así que se lo guardo en el bolsillo sin darle mayor importancia. Al ver lo que había pasado el Sr. Cooper se acerco a la azafata y le dijo al oído “Señorita, mejor lea lo que hay en esa nota. Tengo una bomba”. Ella leyó el contenido de la nota: “Tengo una bomba en mi maletín. La usaré si es necesario. Quiero que se siente junto a mí”

Identikit de Dan Cooper

Identikit de Dan Cooper

La nota también solicitaba que le entregaran 200.000 dolares en billetes sin marcar, dos paracaídas de espalda y dos paracaídas de emergencia, ambos de apertura manual para que no pudiesen ser saboteados. También explicaba como iban a hacer la entrega una vez que el avión hiciera su aterrizaje planeado en Seatlle, si es que no querían que el avión explotara, claro esta.
La azafata aviso al piloto William Scott de lo que estaba sucediendo. Este ultimo se puso en contacto con el control de trafico aéreo de Seattle para que a su vez estos contactaran al FBI. Se les solicito que cooperasen al menos hasta averiguar si dicha bomba era real.  La azafata volvió a la parte de atrás para sonsacar información y así confirmar de una vez por todas si Cooper era un fraude. Cuando el secuestrador se dio cuenta de lo que estaba pasando abrió el maletín solo un poco para que esta pudiese varios cilindros rojos, una batería y varios manojos de cables. Cooper pidió que el avión no aterrizara hasta que lo que había solicitado estuviera listo en el aeropuerto y se dedico a tomar un bourbon, por el cual ofreció pagar (JA).
Una vez que el avión aterrizo dejo que los pasajeros se bajaran ajenos a la situación y negocio liberar a dos de las tres azafatas, solo se quedo con una: Tina Mucklow.

Liberados los “rehenes” y entregado el dinero y los paracaídas, el avión emprendió otra vez vuelo, bajo las estrictas

ordenes de Cooper, quien indico a que altura y velocidad volar, y como debían colocar los pilotos las alas del avión, y ademas solicito que no sellaran la puerta de atrás. Curiosamente el Boeing 727 era el único modelo con unas escaleras que permitían usar esa puerta para saltar, detalle que evidentemente el secuestrador conocía.

Avión Boeing 727 desde el que saltó.

Avión Boeing 727 desde el que saltó.

El sujeto se repartió los 5 kilogramos que pesaba el dinero por todo el cuerpo e invito a la azafata a encerrarse en la cabina con los pilotos y se quedo solo.
Esa fue la ultima vez que se supo de el.
Dan Cooper en la cultura popular
Se han escrito novelas, se han realizado investigaciones e incluso se ha hecho una película sobre esta historia (En busca de D. B. Cooper, protagonizada por Robert Duvall). Pero lo cierto es que nadie sabe que fue lo que paso a ciencia cierta. El mismo FBI al día de hoy sigue tras la pista de este Houdini criminal, que probablemente a la fecha tendría unos 70 años (si es que sigue vivo). Cada tanto aparece alguna pista pero lo cierto es que difícilmente se sepa algún día que fue lo que fue del buen Dan.
“Cooper es la persona que se burló del gobierno y le robó sin dejar víctimas, un Robin Hood moderno, todos quieren que se salga con la suya”