Un pesado y húmedo día de Julio de 1954 se dio en el aeropuerto de Tokio una historia que sin dudas, aún hoy da que hablar por lo curioso del caso.

Transcurría un día como cualquier otro en el aeropuerto, entraba gente y salia sin parar. Sin embargo un hombre de mediana edad, caucásico y sin ningún rasgo característico; revoluciono el día de mas de uno de los oficiales allí presentes.

Aeropuerto de Tokio, año 1954

Aeropuerto de Tokio, año 1954

Al preguntarle a la persona donde quedaba ese lugar el pidió ver un mapa. Al traérselo los oficiales señalo con el dedo el Principado de Andorra, ofuscándose al darse cuenta que no estaba Taured allí. Llegando a decir incluso que no podía ser que no estuviese, siendo que su país había estado en esa zona por al menos 1000 años.Y es que al momento de pasar por migraciones como hace cualquier persona al ingresar a un país, vieron que algo no andaba bien con el pasaporte de esta persona. Y es que a pesar de tener sellos de visados de muchos países (incluidas visitas anteriores a Tokio) y de no ser una falsificación, el país de origen de dicho documento era Taured.

Los oficiales decidieron apartarlo momentáneamente mientras realizaban las averiguaciones pertinentes.
El sujeto tenia entre sus posesiones dinero de diferentes partes del mundo, también legitimo.
Procedieron a comunicarse al hotel donde tenia la reserva solo para enterarse que ellos nunca habían oído hablar de el. Lo mismo sucedió al contactarse con la empresa con la cual, supuestamente, tenia una reunión al día siguiente. Nadie sabia quien era este hombre ni de donde venia.

Finalmente se lo recluyo en una habitación de hotel con guardia policial, ya que el sujeto se encontraba desamparado, y los oficiales desconcertados. Quizá al día siguiente todo se aclarase.

Lejos estaba eso de suceder; Pues cuando al día siguiente abrieron la puerta de la habitación, el sujeto y sus pertenencias habían desaparecido. No hubiera podido salir por la ventana ya que estaba a varios pisos de altura y en la puerta hubo guardia armada toda la noche.

¿Será que quizás el clima y la humedad tan densa allá permitido que se solaparan dos universos paralelos en ese punto en particular?. Probablemente nunca lo sabremos, Y el hombre de Taured sera un misterio mas que probablemente quede sin resolver.

Casos similares al de Taured.

Otros casos similares al del hombre de Taured han sido documentados en contadas ocasiones en otras partes del mundo.

En 1851 en el Aeropuerto de Frankfurt (Oder) aseguro que venia de un país llamado “Laxaria” el cual se encontraba en el continente de “Sakria”.

Otro hombre fue encontrado robando pan en París en el año 1905. Hablaba un lenguaje irreconocible y lo poco que pudieron extraerle de información fue que venia de un lugar llamado “Lizbia”; Y pesar que no hablaba portugués y no reconoció Portugal en el mapa como su lugar de origen, las autoridades asumieron que había querido decir “Lisboa” y dieron por resuelto el caso.